TRANSGES 19.6

La semana que viene, a primeros del mes de Junio, comenzaremos a instalar en todos los clientes la actualización 19.6.

Esta incluye un marcador al importar DUAs de DuaTaric que permite no importar aranceles de ninguna clase. Este marcador absoluto se suma a los marcadores previos que ya existían, como la importación o no de aranceles por ingreso previo, y la importación o no del IVA diferido en la aduana.

Se incluye un nuevo envío de tipo masivo y sin control previo al SII. Pensando en forzar a los usuarios al examen de las facturas antes de su envío a la AEAT, el anterior sistema diseñado desde la primera versión con capacidad de envío al SII obligaba a seleccionar en un panel las facturas a ser enviadas, y con posterioridad a confirmar con una pulsación de botón por cada factura cada uno de los envíos.

Ya en aquél entonces se desarrolló un sistema que permitía el envío masivo de todas las facturas pendientes con la pulsación de un sólo botón. Pero lo desactivamos con la idea de evitar a toda costa que el usuario pecase de demasiada ligereza y enviase información no lo suficientemente contrastada.

No obstante uno de los clientes, que dispone de una importación automática de facturas desde la sede central internacional a TRANSGES para gestionar su sede en España, y que se gestiona un alto volumen de facturas, ha solicitado este sistema de envío automático. Por lo que el sistema de envío sin supervisión estará disponible no sin antes advertir a cada empresa de la extrema responsabilidad que asumen.

Se incorpora además para todos los usuarios la nueva versión de comunicaciones con la plataforma INTTRA por SFTP. De este modo estará disponible en un futuro para todos los clientes que deseen utilizarla que no lo están haciendo ya.

Se incorpora un nuevo BALANCE DE COMPROBACION POSTCIERRE. Cuya misión es ofrecer este balance aunque el ejercicio ya esté cerrado y con las cuentas saldadas. No teniendo en cuenta los asientos de explotación y cierre del ejercicio solicitado.

Se ha corregido todo el programa y todas sus bases de datos para permitir la utilización de IVA con decimales. Ya que uno de los clientes ha establecido su sede en un país que utiliza este tipo de IVA no entero.

 

Servidor de encargo

Ya explicamos el deficiente estado del sector mayorista en sus divisiones de servidores, muy concentrado en revender servidores terminados de marca retirándose de la venta de piezas para este sector. Suponemos que las comisiones han debido ser la parte más convincente.

No obstante nuestro compromiso no es ser comisionistas sino técnicos. Y como tales sabíamos muy bien que podíamos ofrecer mucha mejor relación precio – potencia que estas marcas y por qué no, con una calidad muy superior en las piezas principales. Si no comparte esta opinión, que alguien entendido le explique por qué son menos eficientes y más baratos los procesadores Celeron. Y por qué es común encontrarlo en las gamas accesibles de servidores de marca. Reducir potencia para abaratar precios es una práctica muy antigua.

Tras nuestra experiencia con AMD Ryzen 9, y aunque está confirmado que funciona bien,  decidimos ir a lo seguro tras confirmar que no está todo escrito respecto a la compatibilidad con Microsoft Windows Server 2016®.

Para empezar el motor de este servidor es un Intel i9 9900k. El top de la gama de procesadores medios, y aunque resulte chocante, mucho más potente que buena parte de los procesadores de servidores de marca a precio razonable.

Por ejemplo un Celeron tiene de forma habitual 2Mb de caché, y 2 núcleos. Mientras que el i9 tiene 16Mb de caché y 8 núcleos.

8 Núcleos que se convierten en 16 subprocesos reales. Mucho más que suficiente para atender procesos de gestión en background, procesos de ejecución en modo multiusuario con RDS, mientras atiende comparticiones de archivos y aplicaciones en red clásica.

Con esta locomotora, lo que necesitamos son unas buenas vías que le permitan dar salida a las peticiones de carga de los grupos de trabajo. Y para ello agradecemos a Informática Megasur, el único mayorista de los 4 consultados, que quiso hacer el esfuerzo de traernos esta placa desde el extranjero, ya que ningún mayorista de los 10 consultados en toda España tenían estas placas en stock ni con previsión de tenerlas.

De hecho parece ser que seremos los primeros en España en ensamblar un equipo con ella. Se trata de la Gigabyte C246-WU4.

Esta maravilla de la gama Ultra Durable® de Gigabyte basada en suministrar corriente limpia al procesador para reducir temperatura y alargar la vida de la CPU y la placa base, incorpora Dual Intel® Server GbE LAN support Intel® vPro Technology. Que ofrece en placa base 2 conexiones de red.

Esto permite duplicar el ancho de banda de entrada/salida de datos al servidor, sin pasar por un cuello de botella PCI al añadir una tarjeta adicional.

Con esto el servidor puede tener 2 IPs en la red de la empresa. Usando 1 como servidor de archivos, y otra IP para el uso de aplicaciones. De este modo se elimina el cuello de botella de una única toma de red. Se aprovecha la potencia sobresaliente del procesador para hacerlo trabajar como si atendiese peticiones a 2 servidores.

Para que todo esto fluya con la suficiente aceleración, se incluye un disco sólido encargado únicamente de ejecutar el sistema operativo Windows Server 2016. Usando otros discos como almacén de datos y aplicaciones.

El resultado de las pruebas iniciales con este servidor, es que el sistema operativo no arranca. Sino que despega en 4 segundos.

Claro que siempre… puede seguir comprando servidores de marca. Sin poder abrirlos o cambiar piezas a conveniencia para no perder la garantía, y salvo que pague un extra a esa marca, tener que enviarlos a fábrica en caso de fallo. ¡¡ Buena suerte !!

El futuro de las bases de datos

DIVA es un proyecto desarrollado por una empresa rusa. Publicado como oferta de producto real para su comercialización en 2009, momento en que lo vimos, representa para programadores y analistas el primer paso hacia una revolución que se está haciendo esperar demasiado.

La complejidad de las bases de datos, índices y relaciones, puede ser todavía hoy tratada mentalmente y de memoria hasta cierto punto por los analistas. Pero cuando las dudas asaltan, es necesario revisar la lista de ficheros complementarios para asegurarse que nada queda fuera del mapa mental.

Hay herramientas que muestran el mapa de las bases de datos. Pero al mostrarse en 2D son sólo inútiles mapas que no caben en pantalla y que requieren de subir y bajar o desplazarse a los lados impidiendo tener una visión completa del entorno.

Los diseñadores de DIVA han sido unos genios al presentar en 3D estos mapas. Ya que utilizan la tercera dimensión, ( la profundidad ) para mostar la fila de ficheros.

Esto permite mostrar las relaciones entre ficheros e índices subiendo y bajando por la columna de ficheros teniendo una visión compacta de todo el conjunto. Pudiendo localizar choques o nexos que podrían sobrar o faltar.

Hace 5 años contactamos con ellos para preguntarles la posibilidad de utilizarlos con ciertas bases de datos pero no hubo respuesta. La solución estandard es la que hay, pudiendo utilizar parece ser, cualquier base de datos ODBC.

 

AMD desafía a INTEL ( 2 )

Como informamos en un artículo anterior, AMD RYZEN 7 gana por fuerza bruta miniaturizando más que INTEL.

Metiendo más núcleos que Intel en la escala media de procesadores, a excepción del TOP de esta gama, el INTEL i9 9900K.

A media distancia en potencia del INTEL i9 9900K, pero pegado al INTEL i7 9700K, el AMD RYZEN 7 2700X se convierte en una opción muy válida como motor de servidores para PYMES.

Sin embargo el circuito profesional de componentes está tan cambiado y mal atendido respecto a componentes para servidores, que nos faltaba todavía una sorpresa.

Después de una extensa búsqueda en los principales mayoristas de España, lo mejor y más serio que localizamos en sus stocks a principios de Abril fue una placa base ASUS PRIME X470 PRO.

La iluminación de discoteca que incorpora esta placa como casi todas las placas base destinadas hoy día para equipos de sobremesa no daba mucha confianza. Pero después de leer las especificaciones nos convenció su potencia.

El primer obstáculo es que ASUS parece haber pensado que el usuario va a gastarse un buen dinero a parte en una gráfica a su gusto y a su medida. Y por tanto no incluye gráfica integrada en placa base. Lo que desde luego explica en parte la buena relación potencia / precio.

En nuestro caso como equipo servidor, nos basta con una gráfica de gama baja pinchada en un PCI para hacer que el equipo arranque.

Microsoft Windows Server 2016 Standard se instala muy bien y reconoce sin problemas al AMD RYZEN 7. Pero después aparecen problemas menores.

El autoinstalador de drivers de ASUS indica que el sistema operativo no es compatible. Y después de tantear el problema, observamos que el driver de chipset de BIOS y raíz que es lo principal, sí puede instalarse y reconocerse sin ningún problema por Windows Server 2016. Siempre que se haga por separado y no se deje en manos del autoinstalador.

El obstáculo final viene de los circuitos de la red integrada en la placa base, que Windows Server 2016 no reconoce ni de lejos. Intel ofrece una descarga de controladores específica pero también tuvimos algún problema. Al final la dejamos con un driver de un chipset de Intel del modelo justo anterior, que al menos dejó descargar las actualizaciones del sistema desde Internet.

Lo más cauteloso sería instalar una tarjeta de red bien probada en Server 2016 en otra ranura PCI para garantizar un comportamiento preciso y fiable.

Pero estos obstáculos, y la lectura de problemas idénticos en otras placas base similares e incluso de otros fabricantes con los mismos chipsets,  nos convencieron de que la generalidad de la industria de placas que soporta a los AMD RYZEN 7 ha tenido muy poco o ningún interés en pelear por compatibilizar con Microsoft Windows Server. No viendo o no queriendo ver la oportunidad de abrir una nueva gama de servidores por este camino, y relegando a estos procesadores al mundo de estaciones gráficas.

Nuestra conclusión es que aunque el planteamiento de usar los AMD RYZEN 7 como motor de servidores es buena y factible, los fabricantes de placas base le están fallando. De hecho RYZEN 7 ha ganado los EUROPEAN HARDWARE AWARDS 2018 como mejor CPU en relación calidad/precio.

Sin embargo no es precavido ponerlo en práctica en este momento en un cliente real a plena carga sin más pruebas. Por ello destinamos este servidor a nuestra oficina, también con un Windows Server 2016 Standard, pero con más tiempo para solventar posibles tropiezos si surgen con posterioridad.

Respecto a los drivers creemos que será cuestión de tiempo que se normalicen. Aunque es obligado advertir a quien lea este trabajo, que es muy preocupante el vacío entre las placas bases compatibles con RYZEN y los sistemas operativos SERVER de Microsoft. Es más una cuestión de tendencia o segmentos de mercado que no están aún preparados para esta irrupción de AMD en el mercado de datos.

Sería una lástima dejar este procesador relegado a videojuegos cuando tiene tanto recorrido por demostrar.

En lo que al cliente se refiere, y ya que su Windows Server es de 8/16 núcleos, dará para otro artículo en el que hablaremos de un servidor excepcional con i9 9900K. Y aún así, a un precio inferior a comprar un servidor de marca de potencia equivalente o incluso de un tramo inferior.

INTTRA cambia su protocolo de comunicación

 

 

El pasado día 1 de Abril, INTTRA comenzó a transmitir y recibir sus mensajes con el protocolo SFTP abandonando FTP.

En INTERGES DATAWARE estuvimos revisando el código de TRANSGES, y verificando los cambios necesarios la semana previa a la entrada en vigor del cambio. Ya que estos no eran de calado en la estructura de los mensajes XML.

A finales de semana transmitimos los primeros mensajes ficticios contra el servidor de pruebas de INTTRA.

Existía la imposibilidad de cortar las comunicaciones de reservas de carga de nuestros clientes en días laborales, y la dificultad de que el servidor real de INTTRA por SFTP entraba en vigor el día 1.

Por ello excepcionalmente el servicio técnico de INTTRA nos solicitó que aprovechando nuestro sistema de asistencia técnica que nos permite acceder en remoto a los servidores de nuestros clientes, realizásemos pruebas el Sábado día 30 enviando datos reales al servidor de producción real de INTTRA.

Aceptamos la propuesta y solicitamos el Jueves día 28 a los clientes que utilizan INTTRA que dejasen aparcadas las operaciones que pudieran para que estas fueran enviadas por nosotros el Sábado día 30. Desde sus propios servidores, instalando previamente la nueva versión de TRANSGES adaptada para el cambio.

De este modo, mientras nuestros clientes descansaban el fin de semana, realizamos pruebas toda la mañana del Sábado en contacto permanente con el servicio técnico de INTTRA en Holanda. Quedando todo verificado y listo para comenzar a trabajar sin ningún problema el Lunes día 1.

Desde aquí nuestro reconocimiento al servicio técnico de INTTRA por su preocupación y perseverancia hasta dejar todo asegurado. Y en especial a Bibhas Deb Roy, jefe de proyecto de integración desde INTTRA, que supervisó de principio a fin todas las operaciones. Actuando además como interlocutor y mediador con el resto de personal técnico de INTTRA.

 

AMD desafía a INTEL

En 2018 ciertos analistas, incluídos analistas financieros como JP Morgan, advirtieron de la inminente escasez de microprocesadores de Intel Corporation en el mercado.  Estimaban que esta escasez se alargaría hasta Verano o al último trimestre de 2019, debido a que Intel no era capaz de abastecer toda la demanda mundial. Lo que produciría falta de stock en los canales mayoristas y subidas de precio importantes.

Todo esto se ha producido. Encontrar hoy micros de Intel es muy difícil en la mayoría de los mayoristas. Si pueden encontrarse para montaje de servidores, acceder a un micropocesador de cierta potencia no se consigue por menos de 500 Euros. Encontrándose los procesadores específicamente para servidores de potencias más elevadas, a partir de 900 Euros.

En medio de esta crisis ha caído como agua de Mayo la aparición de los nuevos AMD RYZEN. La experiencia en montaje de equipos implica una máxima llamada precaución. Nuestra empresa no ha sido nunca amiga de arriesgarse a separarse de la línea maestra de usar procesadores Intel y nunca en el caso de los servidores.

Históricamente AMD ha rivalizado con Intel, y hace una o dos décadas los AMD fueron de forma continuada más rápidos que los procesadores Intel a un precio menor para equipos de sobremesa. Pero la arquitectura de Intel en el tratamiento de la memoria y su experiencia en el campo de la multitarea, con su sistema hyper threading recomendaban ser cautos.

Además inmersos en una cultura de virtualización de servidores, perfecta para CPDs ( Centros de Procesamiento de Datos ) que alquilan y cambian entornos de máquinas de un día para otro, hablar de procesadores inferiores a XEON de Intel Corporation no parece tener sentido para muchos. La virtualización digan lo que digan, implica un sistema operativo dentro de otro, lo que implica una conversión de procesos que come recursos. De ahí que bastantes administradores de sistemas no conciban trabajar con potencias inferiores más baratas. Puede que la respuesta sea que no es necesario virtualizar si no tienes una necesidad específica. Más hoy día con sistemas de copia de seguridad instantánea del sistema completo.

Pero ¿ qué pasa para con los servidores clásicos no virtualizados ?.

AMD Ha dado un salto cualitativo muy importante. Ha superado a Intel en capacidad de miniaturización, añadiendo más capas al procesador. Más cores y mayor frecuencia de trabajo por un precio menor. O dicho de otra forma, ya que la arquitectura no es la tradicional para altas potencia multicore, gana por la fuerza bruta a Intel a base de ejecutar más rápidamente y con más caché que algunos de sus oponentes.

Por ejemplo en procesadores de gama alta ( no confundir con las gamas TOP ), el RYZEN 7 2700X queda en algunas valoraciones por delante de los i5 9600K, i7 7820X e i7 7800X y sólo por debajo de los mejores de esta gama justo después del i7 9700K. Pero en ocasiones por los pelos y con un precio inferior.

No sólo eso. Existen comparativas entre el AMD RYZEN 7 2700X i el INTEL i9 9900K. La pregunta es ¿ por qué ? si el i9 es sin duda el top de los microprocesadores de gama alta, y cuesta el doble que el RYZEN 7 2700X.

Algunos indican que en modo monoproceso y a mismas frecuencias, el i9 sólo supera por un 3,37% de potencia al AMD. Otra fuente indica que esta misma comparación da un 21% de diferencia en favor del i9 y no un 3,37%. Esto no es una gran prueba, ya que en servidores es vital el procesamiento multihilo en multiproceso. Pero es aquí donde la cosa se vuelve reveladora. Esta fuente más optimista a favor de Intel i9 en monoproceso, da sólo un 13% de ventaja de Intel respecto a AMD en multiproceso.

El debate está muy encarnizado y según qué informaciones se revisan, las pruebas técnicas difieren demasiado. Si hay algo que ha quedado muy claro de paso, es que hoy día demasiada gente en Internet se dedica a hacer pruebas técnicas sin tener ni idea. Ya que no es posible que los resultados difieran tanto.

Otra cosa que ha quedado clara es que sobran otros tantos “expertos” que se limitan a comparar características técnicas que no resuelven las dudas respecto al rendimiento real.

Y otra cosa que queda clara es que demasiadas pruebas se hacen teniendo en cuenta el comportamiento del procesador con diferentes videojuegos. Esto no es muy serio, y más si lo que quiere observarse es la capacidad de carga de trabajo de entrada/salida. No el uso de procesamiento gráfico ni la potencia de FLOPS para cálculos de polígonos.

Parece necesario recordar que desde la época de los RISC 6000 de IBM allá por los 80, se empezó a incorporar coprocesamiento gráfico. Y que no puede valorarse la potencia neta de un procesador si este incluye procesamiento gráfico mejor o diferente que sus rivales, y se usa este punto para valorarlo como más o menos potente. Salvo claro, que quien lee la prueba lo quiera para jugar a videojuegos.

Por tanto no nos atrevemos a dar una posición exacta del RYZEN 7 2700X respecto a ser mejor que y peor que. Pero si le sirve, por primera vez AMD es una opción muy seria como base de servidor clásico para PYMES e incluso empresas medias. Si los procesadores de Intel son caros, difíciles de encontrar, y los resultados de las comparativas técnicas no son tan rotundos indicando enormes diferencias, es absurdo no darle una oportunidad.

Nuestro primer servidor con RYZEN 7 2700X con disco sólido dará servicio en breve con un Microsoft Windows Server 2016 a 25 usuarios en red y 5 usuarios adicionales por Terminal Server o como Microsoft denomina ahora, RDS.

 

El malware se profesionaliza

La industria de virus y malware ha alcanzado un nivel de profesionalización que está compitiendo incluso con los dispositivos cortafuegos.

La prueba son los nuevos malware que evitan las defensas VM y SANDBOX.

Con el fin de cubrir amenazas desconocidas, ciertos cortafuegos y antivirus llevan un sistema de detección especial.

Si ves un zorro o un lobo lo tienes catalogado. Y lo atrapas antes de atravesar la puerta del gallinero.

La técnica de la que hablamos consiste en hacer pasar antes a los animales desconocidos a un gallinero falso. Dejarles entrar… y ver qué hacen.

Esto se consigue creando sistemas operativos virtuales, o zonas de ejecución controladas y reversibles. Que permiten la ejecución completa o parcial del código entrante, observando si realizan cambios en este entorno controlado.

Si no hay daño, se les deja pasar al sistema operativo real del usuario.

La novedad detectada y de la que recibimos noticias en 2018, consiste en que el nuevo malware detecta si se trata de un gallinero real ( el sistema operativo del usuario ) o de un gallinero simulado ( VM o SANDBOX ). Y si observa que es una simulación, no activa el código atacante.

De este modo no hay daño, atraviesa la barrera de protección, llega al usuario, y allí se ejecuta.

Lo más serio de este nuevo frente, es que este sistema fue utilizado por ramsomware. Que una vez dentro de los ordenadores cifra el contenido haciendo este inaccesible a los usuarios.

La web móvil para clientes de transitarios y agentes aduaneros

Esta aplicación ligera permite a los clientes de las empresas transitarias y agentes aduaneros, acceder a sus datos para poder consultar sus operaciones de carga por sí mismos.

Desarrollada por Intergés Dataware SL, como aplicación paralela al ERP TRANSGES, permite conectarse con esta última para mostrar ciertos datos a los clientes previamente autorizados por los operadores logísticos.

La aplicación está desarrollada en responsive design, lo que le permite autoadaptarse a las resoluciones y formatos de cualquier smartphone, táblet, portátil o PC desde el que sea consultada la información.

Cuenta con una capa integrada de seguridad a través de IIS ( internet Information Services ) de Microsoft Corporation, lo que permite mantener un control férreo de las visitas y sesiones en curso.

La licencia de uso no tiene límite respecto al número de usuarios concurrentes que pueden utilizarla. De modo que las empresas transitarias y agentes aduaneros no deben preocuparse por cuellos de botella puntuales ocasionados por un acceso simultáneo de muchos de sus clientes a horas concretas que pudieran ocasionar un aviso de impedimento de acceso por límitación de usuarios.

Esta WEB permite el acceso a los datos de las cargas, facturas y pagos, así como a la descarga de cierta documentación.

Una vez hecha esta primera versión multidispositivo, se podrán ir añadiendo otras funciones incluso para empresas colaboradoras en los procesos de transporte. De modo que las pantallas y opciones sean diferentes para cada empresa que accede, en función de su papel.

No se cierra la puerta de momento a que esta WEB pueda ser también una pasarela para otros ERPs. Pero en este momento se alimenta de los datos de nuestro ERP TRANSGES instalado en cada uno de nuestros clientes.

Nuestra filosofía en estos años como ya advertimos en contra del márketing predominante, es que no tiene sentido a la vista del estado del ancho de banda y precios de hosting actuales, subir todo un ERP a la WEB. Y los años nos han dado toda la razón. Quedando demostrado que las empresas que defendían esa postura, ahora retroceden a una postura de redes mixtas o híbridas, que no es otra cosa que parte en Internet, y parte no.

Nuestra estrategia durante más de 10 años, es la misma que estamos observado actualmente incluso en administradores de sistemas de grandes empresas transitarias. Aunque en contra de lo que conoce el gran público y de la moda predominante. Consiste en usar escritorios remotos para acceder al ERP principal en los servidores de la empresa, y el uso de aplicaciones WEB secundarias para permitir el acceso de terceras partes a cierta información.

De ahí esta aplicación móvil. Aislada del ERP principal, pero conectada con él para alimentar su propia base de datos secundaria. Lo que impide el ataque desde el exterior al servidor de la empresa y a la base de datos principal.

 

TRANSLINK. La nueva pasarela de TRANSGES.

La crisis ha provocado la absorción de muchas empresas transitarias españolas por multinacionales extranjeras.

En esta situación es imposible convencer a una central consolidada, acostumbrada a usar un software concreto,  a trabajar con otra normativa y en otro idioma, a cambiar su software.

Sin embargo esa central no quiere afrontar los problemas de adaptar su software a la normativa de cada país. Si ha intentado explicarle la normativa española a un empresario norteamericano, sabrá a lo que me refiero.

En países en los que la agilidad y el empuje son prioritarios, no puede entenderse una normativa que no sólo complica las cosas. Sino que además interroga después la razón de haberla seguido.

En esta situación la solución más lógica es contratar los servicios de una empresa nacional que entienda las reglas, y que se encargue de “traducir” las operaciones.

El módulo TRANSLINK de TRANSGES fue encargado para esa finalidad.

La parte más difícil no ha sido la programación, aún siendo un sistema muy complejo. Ya que importa facturas de compras, ventas, pagos, cobros y asientos contables manuales desde otro sistema, y debe convertirlas en operaciones TRANSGES como si un usuario las hubiera realizado trabajando en él.

Lo más complicado ha sido buscar un punto de encuentro entre una mentalidad abierta, en la que las operaciones fluyen a una velocidad excepcional, y una mentalidad cerrada, en que todo debe detallarse bajo una reglamentación exaustiva y encajonada.

De hecho puede ser necesario y debe serlo la primera vez, hacer algunos ajustes en el software de estas sedes centrales. Ya que como sabemos, pueden mezclarse en una misma factura diferentes TAX FREE por ejemplo por la aplicación de aranceles, exportación de la UE, o exenciones intracomunitarias de servicios. Situación que si bien se entiende, no se comprende por qué después debe informarse de las diferencias, si el resultado es que el IVA va a ser cero en todos los casos.

Dicho de otro modo, si 2 + 2 = 4  ¿ por qué se me obliga a decir 2 + 2 = 4 en vez de decir directamente 4 ? Por desgracia hay que recurrir al elevado fraude fiscal, para explicar por qué no basta con decir 4.

Una vez ajustado, las operaciones pasan de un software a otro siguiendo unos patrones especiales para cada tipo de operación. TRANSLINK los lee, los interpreta, y despliega en TRANSGES las operaciones correspondientes y la cadena de operaciones posterior.

Por ejemplo, la importación de una factura desencadena la importación de ciertos detalles de la carga, números de contenedores implicados, despliegue de la factura, de su asiento contable, y del cobro pendiente correspondiente.

De tal modo que operaciones preparadas en el extranjero, quedan convertidas en facturas efectivas, contabilizadas y a la espera de cobro de forma automática tras el envío.

Y por supuesto, listas si los usuarios de la delegación no desean alterar nada, para ser enviadas al SII de la AEAT.